El Cocoatl de un millón de Balboas

Este clima es ideal para la vegetación. Las temperaturas altas, la humedad altísima y los insectos abundantes. Sin desarrollo nuestro istmo se vería rápidamente cubierto de verde selva. El plan es simple contrarrestar la tala con una producción automatizada de plantones con tecnología que nos permita manejar de manera eficiente los recursos hídricos, la regeneración de suelos áridos o de bajo rendimiento agrícola. Considerando que nuestros enfoque son productores de bajos recursos y aficionados a la agricultura el riesgo de que las plantas perezcan es alto. nuestra solución es automatizar, a través de una base de datos inteligente, el mantenimiento, riego, y óptima producción de nuestra selección de productos orgánicos. Que logramos a largo plazo regalando plantones? El sistema de automatización llamara la atención de aquellos que creen no tener el conocimiento o tiempo para cuidar de sus plantas y ayudará a acercar a productores con consumidores. Tecnología abierta? Los fundamentos del hardware abierto nos permite apoyamos en comunidades de ingenieros alrededor del mundo, producir tecnologías reproducibles que fomentan una industria sin precedente de reciclaje electronico para el monitoreo de la producción de plantas de rubro y ornamentales. Un millón de Balboas americanos? Así aseguraremos más de 10 millones de plantones donados en cuatro años, capacitaciones, material didactico digital y fomento tecnologico en comunidades de bajos recursos. Un contrato de inversión trimestral de B./62’500.00 con resultados tangibles en menos de 6 meses. Con total transparencia y mínimo costo administrativo se deja como legado que mejore la percepción del estado y los negocios innovadores.